09
sep
08

Bits

Ella dudó sin embargo cuando llegó al siguiente hotel. La silueta en chapa pintada de una ninfa que tenía fácilmente diez metros de altura ofrecía una flor blanca; Echo Courts, proclamaba su letrero encendido a pesar del sol.

Thomas Pynchon. La Subasta del Lote 49

Me gustan los moteles de carretera. Anodinos espacios llenos de posibilidades, asepsia estandarizada, cubículos del alma. Llegamos y nos vamos haciendo de la estancia un trámite; sin embargo, a sólo un tabique de distancia, nos imaginamos qué puede estar ocurriendo con nuestros anónimos vecinos, acechamos ruidos escondidos… nos imaginamos cosas. O sentimos que son los demás quienes nos acechan… tras la pared.

About these ads

0 Responses to “Bits”



  1. Dejar un comentario

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: